En la Riviera Maya siempre es recomendable ir a la playa, pero personalmente, yo también voy a aprovechar y hacer mis compras, y es que ¿a quién no le gusta recorrer las calles y encontrar cosas de su agrado a precios que no encuentra en cualquier parte?

Yo siempre empiezo mi lista de compras por cosas comestibles, esos manjares que son exclusivos de la zona y que vienen empaquetados para que no tenga ningún problema en el aeropuerto. Desde snacks, dulces tradicionales o artesanales, hasta botellas de buen tequila, ese bello elixir de agave, estos siempre tienen espacio en mi maleta.

Lo segundo a buscar son los famosos “recuerditos” esos regalos para la gente que más aprecias, ¡no puedes regresar con las manos vacías! Para ellos están las playeras, las tazas, plumas, llaveros o vasos tequileros con el nombre del lugar paradisíaco, ya sea Puerto Morelos, Puerto Aventuras, Akumal, Tulum o Playa del Carmen. Mientras más pequeños sean la mayoría mejor, así queda espacio en la maleta para más.

Y es que está bien llevarle a las personas que apreciamos, pero ¿y nosotros? A mí me encanta llevar cosas para personalizar la decoración del hogar o accesorios que brindan un toque personal y único a mi forma de vestir. Cosas como sarapes para usar como alfombra, artesanías talladas en madera, jarrones de colores, máscaras de jade o concha, que sin duda le brindan estilo a cualquier rincón de la casa. Prendas como blusas con flores bordadas, faldas y vestidos con diversos tejidos típicos, e inclusive bolsas y joyería, son las piezas ideales para tener un look que nadie te podrá copiar y que además resultará como un tema de plática sobre tu viaje a la Riviera Maya.

Mi última parada de compras en la Riviera Maya, pero no la menos importante es en las tiendas de marca y retail, ya sea que se trate de perfumes, maquillaje, ropa de marca o tiendas de temática deportiva. Es algo que sin duda me gusta aprovechar, ya que los precios en la gran mayoría de ellas son libres de impuestos, lo que hace una gran diferencia al momento de llegar a la caja y pagar.

Así que no hay razón o excusa de que el dinero no te rinda para varias cosas, aprovecha y planea bien tus vacaciones en la Riviera Maya. Por último, como dice el slogan de una conocida tarjeta de crédito, hay cosas que el dinero no puede comprar. Por eso te recomiendo que en tus vacaciones a la Riviera Maya visites alguna de las locaciones de Dolphinaris y te lleves un recuerdo mágico que durará para toda tu vida.

Por: Nilvia Rejon