Así que has decidido compartir las maravillas de Cancún con tus hijos. Con toda probabilidad, esta será una serie de “primeras veces” para tus hijos. Primera vez en la obtención del pasaporte, primera vez que viaja en un avión, primera vez que visita un país extranjero. Por primera vez en Cancún. Todas estas experiencias tendrán un profundo impacto en ellos, manifestándose como un hecho significativo y al cual tus hijos recordarán toda la vida. De hecho, ¡es probable que lleven a sus propios hijos en el mismo viaje!

Puesto que hay tanto en juego, ¿cómo te aseguras como madre o padre de familia de que tus hijos sonrían cada que recuerden sus vacaciones en Cancún? ¿Qué tipo de actividad los impresionará positivamente?

Vamos a compartirte algunas razones de por qué nadar con delfines es una experiencia de vida para los niños.

Los delfines son nuestros primos del mar

Según muchos científicos, los delfines son el segundo animal más inteligente de la Tierra, después de nosotros, por supuesto. Se dice que entienden conceptos abstractos como la comunicación simbólica y su auto reconocimiento en el espejo.

Imagina el momento en que tus hijos se encuentran cara a cara con un amigable delfín y pueda observar su mirada de bienvenida. Este será un momento en que se conozca de la naturaleza.

Conocimiento de la naturaleza

Desde el inicio de la civilización, los humanos se han distanciado de la naturaleza. Casi todo con lo que tenemos contacto es artificial o creado por el ser humano. A lo largo del tiempo hasta llegamos a olvidarnos de que la naturaleza existe afuera del ambiente laboral humano. Nos olvidamos de que la Tierra es un organismo viviente que debería ser alimentado y no explotado. ¡Los científicos estiman que para el año 2050 habrá más plástico que peces en el océano!

Qué mejor manera de recordarle a tus hijos la importancia de conservar nuestro hogar, el Planeta Tierra, que convivir con delfines. Enséñales por qué cuidar el océano es de vital importancia. No hay mejor manera de iniciar este proceso educativo que durante su infancia.

Conciencia ecológica

Todo lo que hacemos tiene una consecuencia para nuestro medio ambiente y sus habitantes. Una vez que tus hijos tengan encuentro personal con un delfín van a empezar a hacer esa conexión. Ellos van a querer saber qué comen los delfines y más acerca de ellos. Van a ser muy felices de saber que pueden revertir los daños aprendiendo a tener prácticas ecológicas, como el reciclaje y el uso de productos renovables.

Los recuerdos de la infancia dejan una impresión impactante. Acompaña a tus hijos en el camino correcto con un amigable e inteligente mamífero marino, como lo es un delfín.

Respecto por la vida silvestre

Por ahora hemos establecido el por qué nadar con los delfines le dará a tus hijos una mejor comprensión del planeta. ¡Pero hay más que eso! Tendrán un mayor respeto por toda la vida silvestre.

Acompañar a tus hijos a convivir con delfines elevará su conciencia. A su vez, influirán positivamente en sus amigos también. Una sola persona no puede salvar al mundo, pero juntos, cada uno de nosotros puede tener un impacto significativo y positivo. ¡Iniciar ese proceso ahora!

Ahora ya deberás entender por qué nadar con delfines es una experiencia de vida para los niños.

¡Diversión, diversión, diversión!

No hay que olvidar el más importante e inmediato beneficio de acompañar a tus hijos a que naden con delfines en Cancún. ¡Diversión! Los niños disfrutan interactuar con todos los animales. Pero en algún momento seguro ya habrán interactuando con la mayoría de ellos, como los perros, gatos, pájaros y animales de granja. Para que se entusiasmen de nuevo, tendrás que mostrarles algo nuevo y emocionante.

¡No hay nada más emocionante que encontrarte con un delfín! Tus hijos serán capaces de hacer distintas actividades como el ‘saludo de aleta’ y recibir un beso en la mejilla por un delfín. Si cumplen con los requisitos de estatura, también podrán hacer una actividad de nado con ellos. La gran sonrisa de tus hijos te dará una asombrosa satisfacción.

Permite que tus hijos vivan esta mágica experiencia con nuestros primos del mar. ¡Dales una memoria duradera de Cancún!