Los delfines son criaturas que resultan muy agradables, interesantes y divertidas para el público. Ellos siempre se muestran en movimiento, ya sea golpeando la cola contra el agua, saltando o haciendo giros. Algunos movimientos son propiamente señales para el resto de los delfines, mientras que otras acciones son realizadas para cautivar al público y recibir alguna recompensa: ya sea algún gesto de afecto o un pescado.

El nado con delfines y la interacción con ellos resulta un plan perfecto para realizar en familia, y lo disfrutan tanto grandes como chicos. Eso sí, hay una cosa segura: ¡no saldrás seco de la actividad, ya que les gusta estar en movimiento y salpican agua!

Los delfines nadando ofrecen grandes espectáculos.