La ciudad de Cancún se encuentra al noreste de la península de Yucatán y su costa se encuentra bañada por una zona baja del mar Caribe. Dependiendo de la parte de la costa y de las distintas playas, se pueden encontrar aguas bajas, claras y azules. Estas características hacen posible que muchas actividades acuáticas puedan realizarse, lo cual amplía la oferta a turistas que vienen de todas partes del mundo. Por solo nombrar algunas, podemos mencionar el buceo, snorkel, nado con tortugas marinas y nado con delfines, el cual se puede disfrutar en varios delfinarios de la Riviera Maya.

Además del nado con delfines, el museo subacuático de arte es una buena opción.

Y ya que mencionamos las actividades acuáticas, es importante remarcar uno de los mayores atractivos que pueden disfrutarse en Cancún en los últimos años: el Museo Subacuático de Arte, o MUSA por sus siglas en español. Este museo aprovecha la geografía de la costa, rodeada por corales y arrecifes para presentar esculturas que yacen en el lecho marino a aproximadamente cinco metros de profundidad. Las obras de arte que se encuentran aquí se van complementando con la naturaleza, la cual a su vez se va apropiando de las esculturas para formar una obra especial que en conjunto con la del hombre cobra vida.

Este museo, además de ser una ambiciosa atracción turística, tiene también un objetivo y un concepto que busca transmitir a cualquiera que lo visite. Esta atracción está administrada por una organización sin ánimos de lucro que tiene como meta final concientizar sobre el medio ambiente y la conservación, sobre todo. Es por esto que forma parte de varios arrecifes que se integran con las muestras que pueden visitarse en el museo. Los materiales con los que se realizan las esculturas son de un material que permite el florecimiento de la vida coralina en un área que ocupa 420 m2 y con un peso total de 200 toneladas.

También es importante mencionar que el MUSA abarca parte de Isla Mujeres y es una de las zonas marinas más visitadas, teniendo más de 750,000 visitantes por año. De esta manera se aumenta la biomasa de la zona y se alivia un poco la presión sobre los corales y arrecifes, contribuyendo así a la prosperidad y recuperación de estos lugares naturales.

Algunas de las esculturas en el museo subacuático de arte en Cancún.

En cuanto a las obras del MUSA de Cancún, se pueden encontrar obras de artistas mexicanos como Karen Salinas, quien cuenta con tres obras publicadas o Rodrigo Quiñones, con cinco estructuras las cuales han sido denominadas Biomapa. Su director y fundador, Jason Decaires Taylor, es también un escultor conocido por su obra artística submarina y su orientación al arte ecológico.

Por todas estas razones, es que debes tener en cuenta el Museo Subacuático de Arte la próxima vez que visites Cancún, como una opción para admirar la creatividad de los artistas escultores en armonía con la naturaleza.