Quintana Roo forma parte de los 31 estados de la República Mexicana, colindando con Yucatán y Campeche del territorio mexicano, así como con Guatemala y Belice en la frontera centroamericana. Lo más característico de este estado son sus hermosas playas, las cuales forman parte del Mar Caribe y por consiguiente es llamado “El Caribe Mexicano”. Además de que su territorio formó parte de los aposentos de una de las civilizaciones mesopotámicas más importantes de todos los tiempos: los mayas.

Este bello estado mexicano posee una gran variedad de reservas naturales pues, además de sus turquesas aguas que rodean la costa, es rico en vegetación, ya que posee ecosistemas como: selva tropical, manglares, pantanos, cenotes y cuevas subterráneas; animales como el jaguar, tlacuache, mono araña, tapir y jabalí, entre otros, forman parte de sus tierras; los delfines, tortugas marinas, tiburones y una vistosa y numerosa cantidad de peces albergan sus aguas, haciendo de este destino turístico un placer invaluable asediado por decenas de personas año con año.

¿Cuáles son estas reservas? ¿Quieres dar un paseo por ellas?

El Parque Nacional Isla Contoy es la reserva natural protegida más antigua del estado de Quintana Roo. Una bahía rocosa con aproximadamente 90 hectáreas formadas por diferentes ecosistemas como selva, mangles, cenotes y arrecifes. Esta pequeña isla es un santuario de flora y fauna, destacando el mangle en un 70% y el resto se convierte en zonas de descanso o anidación para especies como aves y tortugas marinas como caguamas y la de carey. También cuenta con un arrecife de coral llamado Ixlaché, donde el buceo es una de las actividades más comunes para poder apreciar las bellezas submarinas que la zona ofrece.

El Santuario de la Tortuga Marina Xcacel- Xcacelito es otra de las áreas o reservas naturales protegidas, pues sus playas de arena blanca año con año son refugio de estos animalitos para desovar. En octubre se lleva a cabo el Festival de la Tortuga Marina, el cual celebra el fin del periodo de desove de las tortugas.

La Reserva de la Biósfera de Sian Ka’an es el área natural más grande y conocida del estado. Fue denominada como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y cuenta con 23 sitios arqueológicos mayas, pues se cree que era un paso comercial entre Tulum y Muyil. Como la mayor parte de los territorios quintanarroenses, el arrecife de coral, los manglares, cenotes y cuevas subterráneas juegan el papel más importante.

Chetumal la capital de Quintana Roo.
 

Las aguas de la bahía de Chetumal resguardan una de las reservas naturales protegidas más sorprendentes de esta zona, y sí, hablamos del Santuario del Manatí. Esta área es una combinación de ambientes terrestres y acuáticos como selva media y baja, petenes, manglares, humedales, lagunas y potreros. La especie principal es el manatí y se calcula que existen de 150 a 200 ejemplares. También podrás encontrar jaguares, tigrillos, tucanes, cocodrilos, entre otros.

Por último, hablaremos de Tulum, que en maya significa “Ciudad Amurallada”, contiene la zona arqueológica y Parque Nacional Tulum, el cual cuenta con uno de los santuarios mayas más sagrados de toda su civilización, pues es la única zona que posee una ruina prehispánica en un peñasco a las orillas de las aguas turquesas del Mar Caribe. Las distintas especies terrestres y marinas no se hacen esperar, quienes junto con la arena blanca, sus aguas cristalinas y el hermoso cielo estrellado, que le cobija todas las noches, hacen de este lugar un verdadero paraíso terrenal.

Tulum ofrece mucho más, en este mismo sitio se encuentra uno de los delfinarios más impresionantes de todo el mundo, Dolphinaris. Dentro de sus estanques podrás disfrutar del show y la increíble experiencia del nado con delfines, sin duda será una actividad que disfrutarás al máximo con los amigables delfines.

¿Qué esperas para visitar Quintana Roo? ¡Ven y sumérgete en la diversión que el Caribe Mexicano y Dolphinaris te ofrecen!