La isla Cozumel es uno de los destinos más codiciados del Caribe Mexicano. La naturaleza ha derramado sus bendiciones por igual, tanto en el mar como en la tierra. Debajo de unas cálidas y bellas aguas turquesas se esconde  una misteriosa y exótica vida marina. Mientras que en tierra firme, hay unas hermosas y tranquilas playas en donde dar rienda suelta al descanso y a la diversión.

Las actividades marinas son las de mejor reputación en la isla: el fondo marino tiene su propio arco iris. El snorkel y el buceo, por uno de los arrecifes de coral más extensos del mundo (¡pero el primero de América!), son las vías de acceso a esta  aventura extraordinaria.

Fauna marina en Cozumel.

 

Un caminante distraído podrá encontrarse con especies de aves como esta, que embellecen tanto rincones urbanos como otros más alejados.

La fauna de Cozumel.

 

Las zonas arqueológicas son uno de los grandes tesoros que guarda Cozumel y otros rincones que forman parte de Quintana Roo. La civilización maya se ocupó de dejar numerosas construcciones y muestras de su grandeza. Las de San Gervasio son las favoritas del turismo internacional.

También el nado con delfines es una de las propuestas turísticas disponibles en la Isla. Dolphinaris cuenta con uno de los mejores complejos para acercarte esta experiencia y que se convierta en uno de los mejores recuerdos de tu vida. Esta es una actividad muy recomendada para realizar en familia y volver a sentirse como un niño.

Además de Cozumel, también hay otros lugares en donde nadar con delfines, en un entorno privilegiado y de gran cuidado hacia estas simpáticas criaturas.

¡Nada con delfines en Cozumel!

Punta Sur es uno de los lugares privilegiados de la isla, en donde un rico ecosistema  presume de su variedad de formas y colores: manglares, arrecifes, lagunas, playas, dunas y otros multifacéticos rincones. Por aquí se encuentra también el emblemático Faro Celarain, uno de los íconos principales de la isla, desde donde se puede apreciar una vista cautivadora del lugar.