Además de disfrutar el nadar con delfines en Dolphinaris, aprovecha la oportunidad de conocer más de estos interesantes y amistosos mamíferos marinos. Se dice que los delfines son animales muy inteligentes, pero ¿sabes por qué? Para comenzar podemos indagar un poco más sobre su comportamiento.

Los delfines son animales que viven en grupos, el tamaño de los mismos puede variar. Algunos están conformados solamente por 2 miembros, pero se conocen otros que han llegado a formarse por cientos de delfines, esto se produce en lugares donde hay mucho alimento. De todos modos, los delfines no pertenecen al mismo grupo durante toda su vida. Pueden cambiarse a otro por diferentes motivos, como la búsqueda de comida, el apareamiento o por migración.

Algo a saber de los grupos, es que en la misma pueden convivir distintas especies. Esto es ideal cuando tienen hábitos alimenticios diferentes, así no compiten por comida y, mientras tanto, pueden viajar juntos. En estos grupos de delfines, hay jerarquías sociales. La dominación se establece y sostiene al morder, perseguir, mover la mandíbula o golpear las colas en el agua. Tanto hembras como machos pueden ser dominantes.

¿Para qué les sirve vivir en comunidad? Por un lado les sirve para la protección, porque de este modo les es más fácil defenderse cuando se les acercan los depredadores. Los adultos machos pueden recorrer las zonas más alejadas del grupo para prevenir los ataques, además, ellos suelen explorar nuevos territorios u objetos desconocidos y transmitírselo al grupo.

Por otro lado, se ayudan cuando hay algún miembro herido, pueden apoyarlo físicamente y conducirlo hasta la superficie para que pueda respirar. Tienen un gran sentido del compañerismo y son animales muy sociales que necesitan la interacción para cazar, reproducirse o defenderse.

Se puede ver la interacción de delfines, por ejemplo, en sus juegos. Tanto los jóvenes como los adultos, se persiguen y se divierten. Asimismo, tienen contacto físico entre ellos con caricias, roces, nadando en cercanía o con algunos golpes. Si pensamos en la comunicación entre delfines, ellos la hacen a través de silbidos o vocalizaciones, además de señales no verbales, como la postura o el tacto.

Con respecto al comportamiento de los delfines con los humanos, ellos son muy curiosos y demuestran gran interés por acercarse a las personas. También, pueden desarrollar apego con sus cuidadores.

Como estos animales son muy inteligentes y están constantemente en búsqueda de interacción social, las personas son sus grandes aliados, disfrutan de su compañía y de jugar con ellos. Para que puedas comprobarlo y experimentar esta vivencia, ¡anímate a nadar con delfines y compartir tu tiempo con estos increíbles mamíferos marinos!