Puede que el delfín sea uno de los animales acuáticos con las características más especiales comparadas con otros animales. En principio se trata de mamíferos, como los seres humanos. Y esto hace que algunas formas de resolver problemas, de comunicarse e interactuar, a veces, sean muy similares a las personas. Aquí, te contamos cinco datos curiosos que tal vez no conocías sobre el comportamiento de los delfines.

1. Son mamíferos, por lo que la gestación se desarrolla en el vientre de la madre. Este período suele durar aproximadamente un año. Amamantan a sus crías en la primera época de vida y necesitan respirar, por lo que los verás mucho tiempo asomados a la superficie.

2. Pero no respiran automáticamente, deben pensar para hacerlo de manera consciente lo que implica que duerman en un semi-estado de alerta, con medio cerebro despierto para poder recordar que debe respirar mientras duerme y si alguno se desvanece o está herido, sus compañeros tratarán de subirlo al exterior para que pueda respirar.

Barceló es una de las locaciones de Dolphinaris donde se puede nadar y conocer el comportamiento de los delfines.

3. Es un animal sociable y cooperativo y suele vivir en comunidad, con jerarquías y algunas tareas determinadas. Cazar en conjunto forma parte del comportamiento de los delfines. Y en colaboración, son solidarios e incluso interactúan con otras especies, incluyendo a los pescadores,  para ayudarse a cazar, a buscar alimentos y a trasladarse. También, se protegen de los predadores y son solidarios con los compañeros heridos o en dificultades.

4. Comunicación: si bien los delfines no poseen un lenguaje estructurado, sí se comunican con algunos sonidos peculiares que los identifican, también con gestos, danzas y con el tacto. Además poseen un sofisticado sistema de eco-localización, perciben ondas y vibraciones, mediante las que se comunican y detectan la presencia de alimentos, extraños y predadores aún fuera de su vista.

5. Son curiosos e inteligentes. A lo largo de los años los delfines han demostrado ser curiosos con el ser humano, se acercan e interactúan, colaboran y comparten. Pueden aprender algunas técnicas y comportamiento resolviendo dificultades, siguiendo rutinas y ejercicios. También, se reconocen en el espejo. Una característica importante del comportamiento de los delfines prueba que el delfín es uno de los pocos animales que se reconoce a sí mismo al ver su imagen reflejada demostrando cierta conciencia de sí mismo.

Descubre las características del comportamiento de los delfines en este artículo de Dolphinaris

En la Riviera Maya, Dolphinaris te ofrece delfinarios en lagunas especialmente diseñadas para la vida de los delfines. Con cuidadores profesionales para que te acerques y vivas la experiencia única de nadar con delfines, conocerlos, interactuar con ellos y llevarte el mejor recuerdo.

Dolphinaris te ofrece uno de los delfinarios más exclusivos en el increíble ambiente del Hotel Barceló Maya Beach Resort, a orillas de una de las playas más bonitas del Caribe. Así podrás conocer el comportamiento de los delfines mientras nadas con ellos, con beneficios únicos para todos los huéspedes de este hotel.