El día para ese esperado momento se acerca poco a poco, la emoción se intensifica y sientes la cosquillita en el estómago que muestra que sin duda alguna estás ansioso de vivir la experiencia. ¿Y quién no? Porque nadar con delfines es una oportunidad que no cualquiera tiene la posibilidad de realizar y mucho menos de hacerlo en uno de los delfinarios más importantes de América del Norte.
 
Y es que no por nada en Dolphinaris hacemos todo lo necesario para brindarles un ambiente óptimo y lleno de amor para el cuidado de nuestros amigos marinos. 
Contamos con la mejor tecnología en Latinoamérica, en cuestión de salud y considerando la higiene de nuestras lagunas, un excelente sistema de filtración, que además incluye un fraccionador de proteínas que permite mantener un espacio lleno de nutrientes para los delfines, como parte de nuestra importante labor de mantener la pureza del agua de nuestras lagunas para preservar su salud.
 
En Dolphinaris contamos con un excelente sistema, que sanitiza el volumen completo del agua, que ayuda a que este circule y se recicle cada dos horas, es importante para nosotros crear conciencia en el cuidado y preservación de los delfines.
 
Es por ello, que es sumamente importante tener en consideración el evitar completamente el uso de bloqueador solar o bronceadores dentro de las lagunas. Y me imagino que en este momento te preguntarás: ¿Y qué hago para no achicharrarme y parecer un tomate al final del día? Bueno, pues puedes disfrutar de la aventura sin ningún arrepentimiento adquiriendo un bloqueador solar ecológico. Sin embargo, lo ideal sería que, dado que la actividad de nado con delfines dura aproximadamente una hora, simplemente no colocaras ningún químico (cualquier tipo de crema, maquillaje, ungüento, bloqueador, etc.) hasta después de haber terminado el nado con estos bellos mamíferos.
 
Después de haber vivido la actividad acuática más dinámica y memorable que puedas tener, no hay problema, puedes colocarte bloqueador solar del factor de protección que tu tipo de piel necesita (siempre es recomendable que no sea menor a 30).
 
Digamos que después de tu experiencia de nado, corriste inmediatamente a colocarte tu crema de protección solar y aún así acabaste con un bronceado que te dejó la piel ligeramente sensible, ¡no te preocupes! actualmente en el mercado existen diversos productos que te pueden ayudar a relajar la piel y humectarla inmediatamente. Estos vienen en presentación de cremas o geles a base de sábila, mismo la sábila en su estado natural es un excelente remedio casero para este tipo de situaciones, como consejo te recomendamos que la metas al congelador antes de su aplicación en la zona afectada para brindar una sensación de alivio refrescante a tu piel.
 
Este es tan solo un pequeño esfuerzo para salvaguardar la salud de nuestros bellos amigos delfines, además de que te brinda un lindo bronceado caribeño.

Así que cuando vengas a Dolphinaris, ya sabes como ayudar a los delfines. ¡Te esperamos pronto!
Por Nilvia Rejón